Abierto Hasta El Amanecer II

Abierto Hasta el Amanecer II

Secuela de la controvertida “Abierto hasta el amanecer”, y que se llama igual pero con dos palitos al final.

En esta ocasión los personajes son los mismos a excepción del camarero, Tubo Milenium, que en esta ocasión se centra únicamente en la redacción del guión.

Las dos victimas de la primera ocasión, ahora se han convertido en cómplices de los macarrillas que van por la vida emborrachando al personal. En este golpe se incorporan dos de los más famosos actores de la farándula Jey Jey Streakebreaker, como el gran protagonista del filme, y Xavier Whiterosemary, que adquiere el papel del que carga con el borrachote hasta que se harta del cargo y asesina a una zorra malaya.

En esta ocasión es un afamado financiero y guitarrista el que llega al “milenium” huyendo de su mujer y sus ocho hijos, para tomarse unas copas. Una vez allí es captado por los macarrillas que le obligan a hacer botellón, pero el tiro les sale por la tangente y resulta ser que el tipo es un campeón del levantamiento de cubata y hasta que no amortice el botellón con intereses no va a parar, así consigue acabar con la banda de macarrillas que huyen del pub para siempre, o no.

Esta segunda entrega de la trilogía posee un mayor ritmo narrativo, de tal forma que el espectador acaba reventao y con agujetas. Las interpretaciones vuelven a ser sublimes, destacar una vez más a Manuel Rosemary en su papel de Manué.

El largometraje opta a diez oscars de la academia, entre los que destacan mejor actor (Streakebreaker), tres en la categoría de secundarios (Rosemary, Whiterosemary y el jovencísimo Jambo Jones, en su papel del que pide las pipas) y el de mejor película.