Diseño y Evaluación de Configuraciones – Práctica 5

Mejora de prestaciones de un sistema

Situándonos…

He decidido centrarme en el objetivo del rendimiento del disco duro,
ya que en la anterior práctica obtuve unos rendimientos bastante diferentes sin
una razón aparente. En primer momento lo atribuí a que, al ser un equipo
portátil, puede que el descenso de rendimiento se debiera al funcionamiento de
algún tipo de rutina de ahorro de energía del sistema, de modo que esta vez me
he decidido a repetir varias veces los tests y, además, a probar EXT4, la
reciente versión del sistema de archivos que se supone que rinde mucho más que
los actuales sistemas.

El motivo de centrarme en este aspecto es, en primer lugar, por la
sensación personal de que, a menudo, los ordenadores portátiles que incluyen
discos de 5400 rpm funcionan con una lentitud muy superior a otros similares con
discos de 7200 rpm. Por otra parte la aparición de los nuevos discos SSD y de
nuevos sistemas de archivos podrían dar un gran empujón a los PCs si realmente
resulta cierto que su rendimiento es superior. Por desgracia no he podido
ejecutar los tests sobre discos SSD, ya que no tenía ninguno, ni propio ni de
algún conocido, y me parecía que ejecutarlo sobre un pendrive, una tarjeta SD o
similar no sería lo mismo que el hacerlo sobre uno de estos.

Para hacer este estudio voy a utilizar de nuevo la herramienta href="http://www.phoronix-test-suite.com/?k=downloads" >Phoronix
Test Suite, ya que permite ejecutar lotes de pruebas y luego comparar los
resultados de estas. La prueba que se realizará es la que lleva por nombre
“disk”.
Además, tal y como comenté en la anterior práctica, esta
vez está disponible la versión definitiva de Kubuntu 9.04, así que se realizarán
sobre este sistema operativo, que se supone también incluye mejoras de
rendimiento frente a su versión anterior.

El escenario ideal sería encontrar un rendimiento menor al ejecutar el test
sin hacer ningún ajuste y un rendimiento superior tras ajustar los parámetros
del disco duro. Así mismo, la prueba con Ext4 debería arrojar un rendimiento
mucho mayor que el actual.

Ejecución

Voy a llevar a cabo la evaluación mediante 4 pruebas diferentes, 2 sin
tocar los parámetros de configuración del disco duro y 2 tras tocarlo. Además,
de esas cada una será en un sistema de archivos diferente: 2 en ReiserFS y 2 en
Ext4.
Para ejectuar cada test lo haremos mediante la terminal:

phoronix-test-suite benchmark disk

Para deshabilitar todas las funciones de ahorro de energía del sistema
sobre el disco duro, ejecutaremos en la terminal, como superusuarios, los
siguientes comandos:

Hace que el disco permanezca despierto en todo momento, sin que pare a
descansar.


hdparm -B 255 -S 240 -M 254 /dev/sda

Desactivar la optimización de discos para portátiles

echo 0 > /proc/sys/vm/laptop_mode

Activar el perfil de rendimiento máximo para los discos SATA

echo max_performance >
/sys/class/scsi_host/host0/link_power_management_policy


echo max_performance >
/sys/class/scsi_host/host1/link_power_management_policy

Cada ejecución nos generará un test que tendremos que poner en común con
los demás al final mediante la ejecución del comando:

phoronix-test-suite merge

Resultados

Una vez finalizados los tests y puestos en común, la aplicación guarda los
resultados en documentos
XML que se pueden visualizar con el
navegador
.

Consideraciones

Bueno, lo primero de todo decir que no me esperaba este resultado. En
realidad no esperaba ninguno de los dos, me explico:
Viendo todos los ajustes que hice de los parámetros del disco duro, esperaba
realmente que el rendimiento fuera muy distinto cuando las opciones de ahorro de
energía están activadas de cuando están desactivadas, sin embargo, la diferencia
de rendimento apenas es apreciable en el caso de ReiserFS y son inexistentes en
el caso de Ext4. En cuanto a este último, pues tampoco me esperaba que su
rendimiento fuera tan superior (en la gráfica, más es mejor).
Es que llega prácticamente a rendir el doble. Si bien en diferentes sitios de la
red ya comentaban el aumento de rendimiento que se conseguía, siempre soy un
poco excéptico con estas cosas ya que en el anonimato de internet las cosas se
pueden exagerar y distorsionar muchísimo, pero me alegra equivocarme en este
caso.

Como conclusión a este estudio, resalto los dos resultados finales: no
merece la pena el esfuerzo en encontrar información sobre aumentar el
rendimiento del disco duro ya que prácticamente no tiene ningún resultado
práctico. Existe, pero el tiempo que se tarda en encontrar la información,
corroborarla (equivocarse utilizando hdparm puede ser fatal para una unidad de
disco) y aplicarla no compensa el aumento de prestaciones.
Por otra parte, el probar diferentes sistemas de archivos sí puede ser
beneficioso ya que una decisión tan sencilla como elegir el tipo de formato al
instalar el sistema, puede tener como consecuencias un rendimiento mucho mejor,
o mucho peor, y lo lamentable es que si no se conoce bastante los sistemas de
archivos, no se tiene noción de saber cuál elegir, aparte del recomendado por
cada distribuidor.

Entradas relacionadas:

  1. Diseño y Evaluación de Configuraciones: Práctica 6
  2. Diseño y Evaluación de Configuraciones – Práctica 2
  3. Diseño y Evaluación de Configuraciones: Práctica Final
  4. Diseño y Evaluación de Configuraciones – Práctica 1
  5. Diseño y Evaluación de Configuraciones – Práctica 3

No hay comentarios :-(

¡Puedes ser el primero en dejar uno!

¡Haya paz!

  • Política de comentarios:
    No seas medalla.